LA BOQUERIA

El mercado de Sant Josep, popularmente conocido como La Boqueria, es el mercado más céntrico y turístico de la ciudad de Barcelona. Es un mercado municipal.

barcelona market-54.jpg

En la ciudad de Barcelona todos los mercados son municipales, esto quiere decir que la administración, en este caso el Ayuntamiento de Barcelona, es la que se esfuerza en mejorar las infraestraucturas y servicios, actualizar la oferta comercial e incorporar políticas de promoción comercial.

barcelona market-56.jpg
barcelona market-57.jpg
barcelona market-32.jpg

Los mercados han tenido un papel fundamental como agentes cívicos y de cohesión social en las ciudades del Mediterráneo y la ciudad de Barcelona ha puesto mucha energía en conservarlos y hacrlos valorados para los ciudadanos enmedio de la competencia de supermercados y grandes superficies de grandes marcas alimentarias.

Está situado en Las Ramblas, la arteria más turística de la ciudad y se estima que lo visitan 78 millones de personas al año. ¡Y no es poco!

barcelona market-31.jpg

Los mercados siempre han tenido fama de tenir buenos sitios para comer, bares y pequeños restaurantes que, aprovechando la disponibilidad de todo tipo de productos frescos y de calidad, han preparado buenas comidas tanto para los trabajadores y trabajadoras del mercado como para los visitantes. Pero ahora en La Boqueria, al haber tanta oferta gastronòmica, muchas de las personas que la visitan lo hacen básicamente para comer.

barcelona market-34.jpg
barcelona market-35.jpg

En los países mediterráneos es habitual comprar a granel productos como aceitunas y conservas. Compramos bolsas llenas de aceitunas i vamos picando durante todo el día, o cuando tomamos el vermut. Las famosas banderillas españolas también se venden en La Boquería, una combinación de aceitunas, adobados y pimientos.

barcelona market-36.jpg
barcelona market-38.jpg
barcelona market-39.jpg

Este es un ejemplo de lo que está pasando en La Boquería: hay tanta afluencia turística que se abren este tipos de negocios de paellas y algunas tapas típicas de pescado. Es decir, los platos más conocidos y reconocibles. Pero los pobres turistas no saben que estos son los peores sitios en los que se puede comer una paella en la ciudad de Barcelona. Tampoco saben que difícilmente encontraran una auténtica paella valenciana en Barcelona. Pero este es otro tema para otro capítulo.

barcelona market-41.jpg

En Catalunya, el consumo de setas es muy común y se recolectan principalmente durante el otoño. Forman parte de muchos de los platos de la cocina catalana y se consumen tanto frascos como secos. Es muy habitual que cuando empieza el tiempo de setas, y especialmente los fines de semana, las montañas se llenen de “cazadores” de setas listos para llenas las cestas más que nadie. ¡Y nunca te contaran cuál es su truco!

barcelona market-42.jpg
barcelona market-43.jpg
barcelona market-45.jpg
barcelona market-33.jpg
barcelona market-44.jpg
barcelona market-47.jpg
markets barcelona-1-4.jpg

La fruta es la reina de La Boqueria, sin ninguna duda, especialmente en los puestos de la entrada. Eran los turistas que poco a poco pedían un producto que no era habitual aquí. Hasta entonces la fruta se vendía a peso, y ya está. Pero llegó un momento en que los puestos de la entrada (y muchos otros establecimientos de Barcelona) se llenaron de fruta fresca cortada. Y también lo agradecieron los barceloneses y su salud.

barcelona market-48.jpg
barcelona-market-53_orig.jpg

Una visita al mercado de La Boqueria también merece una visita a la pastelería Escribà, en un edificio modernista de 1902, que en 1986 compró la familia pastelera Escribà. No se puede dejar de probar el “cremadet”, una pasta de hojaldre rellena de crema y un poco caramelizada por fuera que es una auténtica locura, como decimos por aquí "de traca i mocador". Parece ser que se trataba de una receta de una pastelería de Pomar de Mallorca quien transmitió la receta a la pastelería Escribà.

barcelona market-52.jpg
barcelona-market-49_orig.jpg
barcelona market-51.jpg

Y ya que estamos en la zona, paramos en el Mendizábal des de la calle Hospital para comer un bocadillo. Es una referencia en el barrio del Raval. Es un pequeño bar que hasta hace muy poco sólo tenía una barra en la calle y una terraza con 8 mesas. Muy frecuentado a todas horas, hacen bocadillos (atención con el menú de aperitivos vegetarianos) y se sirven bebidas, aperitivos y desayunos. A partir de ahora hay mesas dentro, así que ahora no nos frena ni el invierno.

barcelona market-40.jpg